5 divertidas actividades para estimular la inteligencia visual

326 Visualizaciones |  1
eye-1173863_1280

Por Ana García Solés, Óptica y Optometrista miembro de la Asociación Catalana de Optometría y Terapia Visual (ACOTV)

Lee atentamente estas frases:

Tengo buen ojo para esto, ya le tengo el ojo echado, esto ya lo veía venir, me acuerdo como si lo estuviera viendo, las cantidades las pongo a ojo de buen cubero, lo he visto por el rabillo del ojo, no lo he visto y lo tenía delante de los ojos, si te he visto no me acuerdo, no entiendo este mapa, no sé por dónde tenemos que ir.

¿Te sientes identificado o utilizas a menudo alguna de estas expresiones? Puede que éstas te den una pista sobre tu nivel de inteligencia visual.

Por ejemplo, no entender un mapa podría indicar una baja organización en el espacio o si las cosas “ya las veías venir” una buena visualización y planificación visual.

A continuación, os recomendamos 5 divertidas actividades para estimular la inteligencia visual:

Obras de arte

Todos sabemos que una visita al museo es una actividad de lo más cultural, pero os proponemos un buen ejercicio para cuando estéis delante de una obra de arte que os guste. Primero contemplar todos los detalles posibles y después compartid todo lo que hayáis podido percibir y recordéis. Seguro que os sorprenderéis de la cantidad de diferencias en la percepción que habrá tenido otra persona y, es que dicen que, no hay dos personas que vean la misma cosa de la misma manera.

sisters-1328070_1280

Os recomiendo averiguar qué pretendía el autor y cuál era su punto de vista. Seguro que al acabar el ejercicio si miráis de nuevo la obra la percibís de una forma completamente diferente. Al finalizar esta experiencia habréis aumentado vuestra capacidad para discriminar detalles, dar significado, modificar y memorizar las percepciones iniciales que habíais tenido.

Mirando al cielo

Estimular la creatividad y la visualización es imprescindible para llegar a tener una buena inteligencia visual y lo podemos conseguir con una cosa tan sencilla como mirar el cielo. ¿A qué se parece una nube? Buscar en ellas una forma de animal, una cara, una fruta, etc. Y seguir la experiencia encontrando nuevas formas en los huecos que hay entre las nubes.  Cuando aparece la noche las estrellas ofrecen el gran espectáculo de las constelaciones ¿Quién encuentra primero la Osa Mayor?

Cucú-tras

Seguramente muchos conocéis este juego, pero lo hemos modificado para poder jugar con niños y personas mayores. Se necesita una pareja de juego y colocados de pie y cara a cara, los dos participantes se miran solo unos segundos para recordar el máximo de detalles de su compañero. Después se giran de espaldas y tienen unos pocos segundos más para cambiarse el máximo de cosas que puedan. Por ejemplo, quitarse un brazalete, doblar una manga, etc.

De nuevo, los jugadores cara a cara deben descubrir todo lo que se ha modificado. ¿Falta alguna cosa?, ¿Hay algo que sobra? Una vez que se han encontrado las diferencias se repite otra vez la operación. Los participantes deberán acentuar cada vez su ingenio para lograr sorprender a sus contrincantes. A medida que se va jugando se encuentran más recursos para sorprender.

model-2303361_1280

Corre-corre

La velocidad en qué procesamos la información visual es importante y la podemos potenciar con la ayuda de un cronómetro, reduciendo el tiempo de exposición o con una cuenta atrás. ¿Podéis realizar cualquier ejercicio de los escritos anteriormente, pero en menos tiempo?

Juegos tradicionales

No por ser la última actividad es la menos importante. Juegos como el “veo-veo”, el “un, dos, tres, el escondite inglés” o “la rayuela y el tejo” no necesitan muchas presentaciones por ser muy populares. Son juegos excelentes, muy completos y al mismo tiempo simples que estimulan enormemente la visualización o la conciencia de espacio y movimiento.

Animaros a practicar tanto como podáis y recordad: ¡todo se merece una segunda mirada y si cambias la forma en que ves las cosas, las cosas que ves cambian!

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: