Un método sencillo para adoptar hábitos saludables

870 Visualizaciones |  1
método sencillo para adoptar hábitos saludables

Se habla mucho últimamente sobre llevar un estilo de vida saludable, comer sano, hacer ejercicio, no estresarse demasiado y practicar hobbies que disfrutemos. Y supongo que muchas de vosotras leéis y buscáis este tipo de información. A menudo veo personas que no consiguen alcanzar sus objetivos o que les cuesta cambiar un hábito poco saludable. Esto se debe a que no siempre formulamos nuestros objetivos de forma correcta y a que hay muchos factores en nuestro entorno y en nuestra mente que nos sabotean de forma inconsciente.

En este artículo os mostraré un método sencillo para adoptar hábitos saludables en 3 pasos, creado por el doctor BJ Fogg, experto en cambiar el comportamiento humano.

Antes de sumergirnos en los 3 pasos de este método, quiero clarificar el término “comportamiento”. En términos psicológicos, cuando hablo de comportamiento, me refiero a un tipo de persona en un determinado contexto tratando de alcanzar algo. Por ejemplo, una mujer preocupada por su peso intentando adelgazar.

1. Sé específica con el comportamiento que quieres cambiar.
Ser específica significa preguntarte a ti misma qué comportamiento quieres cambiar. Veamos un ejemplo: quieres perder peso. Estupendo, ¿pero qué implica realmente? ¿Ir al gimnasio, comer menos dulces, más verduras? Perder peso es un objetivo enorme, así que tendrás que pensar cuáles son los comportamientos específicos que puedes realizar y escribirlos. Define objetivos alcanzables como ir al gimnasio 2 días por semana a las 7 de la tarde durante 30 minutos cada día.

2. Hazlo fácil.
El método del Dr. Fogg dice que la sencillez cambia el comportamiento. ¿Por qué? Porque si comienzas llendo al gimnasio una hora cada día, tu cuerpo se cansa y tu mente se negará a hacer el trabajo duro después de un tiempo. Empieza poco a poco.

En el caso de perder peso y hacer ejercicio, puedes hacer un plan con ejercicios sencillos al principio, para que tu cuerpo y tu mente se acostumbren a ellos y los consideren una tarea fácil. Será mucho más fácil perseverar si los ejercicios son percibidos como fáciles y agradables. Nota: esto lleva tiempo y no es un método rápido para cambiar el comportamiento, pero es una forma saludable de ayudarte a convertir un comportamiento en un hábito, que significa un comportamiento que realizas cada día sin estresarte.

3. Detona el comportamiento.
¿Qué ayudará a que surja el comportamiento que buscamos? Necesitamos un detonante porque nuestra mente es una experta en engañarnos. ¿Cuántas veces te has dicho: “Lo haré luego” o “Estoy demasiado ocupada hoy”? Encontramos excusas para no realizar el comportamiento buscado, y es por eso que es tan importante hacer que dicho comportamiento sea algo fácil para no oponernos mucho a él.

¿Cómo puedes hacer esto? Bien, un detonante puede tener distintas formas, como una notificación en tu móvil, un mensaje de texto o incluso algo natural, como tu estómago rugiendo. Para que los detonantes funcionen tienes que:

a) ser consciente del detonante
b) asociar el detonante con el comportamiento deseado
c) programar el detonante para momentos en que estés motivado motivado y seas capaz de realizar el comportamiento.

Yo, por ejemplo, quería beber más agua. Lo que hice fue crear un detonante después de otro comportamiento – justo depués de encender el ordenador – pongo una botella de agua en la mesa. La botella era el detonante, y al verla la asociaba con mi intención de beber más agua y lo hacía cada vez que tomaba un respiro del trabajo. Para nuestro ejemplo de hacer deporte, puedes programar una notificación asociada con hacer tus ejercicios, pero crea la notificación cuando sabes que puedes y estás dispuesta a hacerlos – por ejemplo, por la mañana o por la tarde cuando estás libre y no demasiado cansada para hacerlos. Piensa en estas 3 cosas: ver el detonante, asociarlo con lo que quieres hacer y colocarlo estratégicamente cuando quieres y puedes llevarlo a cabo. Y no lo olvides: no seas dura contigo misma, en lugar de eso felicitate después de realizarlo.

Vivir de forma saludable implica estos pequeños comportamientos más sanos que puedes llevar a cabo. Así que recuerda cada vez que quieras cambiar algo relacionado con hábitos más saludables, haz un plan con estos 3 pasos. Define comportamientos específicos (como beber más agua, hacer ejercicios de kegel cada tarde, o hacer 10 flexiones al día) que contribuyen a un objetivo mayor – estar más sana-, hazlos fáciles para perseverar y planifica bien el timing para que seas capaz de hacerlos.

Etiquetas

#Vida saludable

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • SUSCRIBETE Y RECIBE LA GUIA DE REGALO

    LOS MEJORES LOCALES HEALTHY DE LA CIUDAD:

    Restaurantes, cafés, tiendas, estudios yoga…

    BARCELONA GUIA HEALTHY POP UP

    Y recibe cada 2 semanas en tu email tu dosis de inspiración para una vida más saludable

    No compartimos tus datos ni realizamos acciones de spam