Cómo afecta el running a tu suelo pélvico

1194 Visualizaciones |  Like
Como afecta el running a tu suelo pélvico

Hoy hemos pedido al equipo de Bwom, que nos expliquen cómo afecta el running a tu suelo pélvico. Os dejamos con su artículo.

Todas sabemos lo beneficioso que es hacer deporte de manera habitual, lo que muchas mujeres no saben es que los deportes de impacto, como el running, debilitan la musculatura del suelo pélvico.

¿Sabes por qué? Cuando corremos, en cada zancada se produce una presión abdominal que va hacia la zona pélvica. El suelo pélvico recibe toda esa presión, y con el tiempo hace que se vaya debilitando la musculatura.

¿Cómo sé si mi suelo pélvico está debilitado? Cuando el suelo pélvico está débil pueden aparecer problemas y síntomas como las pérdidas de orina al toser, estornudar o correr, o molestias en las relaciones sexuales.

Bwom es una app de salud íntima que ofrece un test del suelo pélvico creado por profesionales. Puedes descargar la app aquí y hacer el test para conocer tu estado.

¿Qué hago si soy runner?
– Si tu suelo pélvico tiene una buena salud, puedes seguir corriendo, pero debes fortalecer la musculatura abdominal y del suelo pélvico para compensar el exceso de presión del running.

– Si tu suelo pélvico ya está debilitado o presenta alguna disfunción, el running no es un deporte recomendable, ya que empeoraría su estado y los síntomas.

¿Cómo entrenar el suelo pélvico? Puedes ejercitar esta musculatura con ejercicios de kegel, abdominales hipopresivos, o con el uso de bolas chinas o dispositivos de biofeedback.

En Bwom, tras hacer el test, encontrarás una serie de planes de ejercicios personalizados para ti, dependiendo de tu momento vital y los síntomas que presentas. Para este objetivo, te recomendamos el plan “Suelo pélvico en forma”.

Aquí te dejamos 2 ejercicios de ejemplo:

Ejercicio 1: Túmbate boca arriba con las rodillas abiertas en forma de mariposa. Junta los pies y coloca una mano sobre la vulva. Contrae tu suelo pélvico durante 3 segundos y relaja durante 3 segundos más. Repite la misma secuencia 10 veces.

Bwom

Ejercicio 2: Colócate a cuatro patas con las rodillas a la misma altura que las caderas, y tus manos igual que tus hombros. Contrae la musculatura de tu vagina durante 5 segundos al 50% de tu capacidad (sin llegar a tu máximo) y relaja durante 5 segundos más. Repite 10 veces.

image

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: