Cómo conseguir un vientre plano de forma definitiva

2214 Visualizaciones |  1
Consejos para un vientre plano de forma definitiva

Cómo conseguir un vientre plano de forma definitiva ya no es solo cosa de chicas, actualmente hombres y mujeres luchamos para conseguirlo, pero, a veces, por mucho que nos empeñemos en hacer abdominales, el vientre plano no se llega a ver. Hay muchos factores que influyen y no depende sólo de darlo todo en el gimnasio, la alimentación es uno de los factores que tiene mucho que ver.

Existen dos tipos principales de vientres pronunciados: uno debido a una acumulación de grasa localizada en la zona abdominal (obesidad tipo androide) más común en hombres y en mujeres postmenopáusicas, que responde muy bien a una dieta equilibrada baja en grasas saturadas y azúcares refinados, y otro en que el problema principal no es la grasa abdominal sino la hinchazón, que aunque suele ser más común en mujeres, cada vez hay más hombres que también lo sufren. En este post, nos centraremos en consejos para solucionar este segundo caso.

Generalmente, la causa de esta problemática tiene su origen en trastornos digestivos provocados por una serie de factores que veremos a continuación.

Las causas que provocan un vientre hinchado

  • Estrés: es uno de los factores principales, pues hace que el organismo pierda la capacidad de síntesis de las enzimas digestivas, y por lo tanto disminuya la capacidad para digerir los alimentos, provocando digestiones parciales y gases resultantes de las fermentaciones. Si estos alimentos parcialmente digeridos permanecen mucho tiempo en el intestino, favorecen el estreñimiento y las hiperpermeabilidades intestinales.
  • Comer deprisa: al comer rápido, además de tragar aire, no masticamos suficiente los alimentos, por lo que se genera una digestión parcial y se fomenta la fermentación y consecuente flatulencia.
  • Medicación: ciertos medicamentos como los antiácidos, antibióticos o analgésicos pueden ocasionar estreñimiento y alteraciones en la flora intestinal.
  • Consumo elevado de carne: una alimentación rica en carne favorece la flora de putrefacción, que puede desplazar la flora intestinal beneficiosa y provocar inflamaciones intestinales.
  • Alimentos enlatados, precocinados y altas temperaturas: al consumir  alimentos, ingerimos una pequeña parte de sus enzimas que nos ayudan a digerirlos, pero estas encimas se destruyen al procesarlos a altas temperaturas como pueden sufrir los alimentos enlatados, precocinados, fritos y hervidos.

Consejos nutricionales para conseguir un vientre plano

Sigue esta completa guía sobre qué alimentos tomar y cómo tomarlos y cuáles deberías evitar.

  • Bebidas: evitar bebidas gaseosas y ricas en azúcares de rápida absorción.
  • Frutas: es recomendable no tomar fruta en las comidas, ya que la fruta fermenta con mucha facilidad y si tomamos fruta de postre, retrasaremos su digestión y prolongaremos su estancia en el estómago con lo que fácilmente podrá fermentar y formar gases. Es mejor tomar la fruta entre comidas o unos quince minutos antes de la comida, pero no hay que olvidar su consumo ya que su fibra alimenta las bacterias y arrastra tóxicos. En el caso de que nuestro menú se componga de hortalizas y un plato de proteína, tomar piña o papaya nos ayudará, ya que gracias a sus enzimas, facilitan la digestión de las proteínas. Las manzanas tienen propiedades muy saludables para el organismo y son muy ricas en pectina (fibra excelente para evitar el estreñimiento) pero desprenden mucho etileno y, si hay problemas de hinchazón, debemos tener cuidado ya que puede incrementar el gas en nuestra barriguita.
  • Verduras: Si te suena la frase, ‘mira que barriga más hinchada y sólo he comido una ensalada’,  eres de las que tendrá que cambiar la lechuga por cogollos o endibias. Las hortalizas de hoja grande verde como las acelgas y la lechuga contienen un tipo de celulosa que retiene mucho agua y pueden hinchar el estómago. Evita también las cebollas y la familia de las coles sobretodo las coles de bruselas, pues a pesar de ser verdaderos medicamentso para la salud, resultan ser muy flatulentas.
  • Legumbres: son ricas en un tipo de hidratos de carbono complejos que son de difícil digestión y resultan muy flatulentos. Es una pena no tomar este tipo de alimentos ya que son muy beneficiosos par la salud. Si tenemos problemas de digestión podemos optar por dejarlas en remojo durante toda la noche y antes de cocinarlas cambiar el agua y enjuagar bien. Otra opción es pasar las legumbres por el chino o tomarlas en forma de hummus. La fibra de las legumbres frías es muy interesante pues son ricas en almidón resistente, que aporta energía a las células epiteliales del intestino.
  • Alimentos ricos en gluten y lactosa: los alimentos ricos en gluten como el trigo (pan, pasta italiana, galletas..) y ricos en lactosa, como la leche, son alimentos poco tolerados por muchas personas y causa de flatulencias y estreñimiento.
  • Comidas copiosas: evita tomar comidas copiosas y la combinación de un primer plato rico en almidón y un segundo rico en proteinas, como por ejemplo un plato de pasta y un filete. Esta combinación es de difícil digestión ya que el organismo requiere de grandes cantidades de todos los tipos de enzimas para digerirla bien.
  • Yogur y Kefir: toma prebióticos y probióticos. Los probióticos son las bacterias beneficiosas que habitan en nuestro intestino y los podemos aportar mediante fermentos lácteos como el yogur o kefir. Y llamamos prebióticos al alimento de los probióticos, como la fibra soluble que encontramos en frutas, verduras y cereales, como la avena. Es muy importante la presencia de probióticos ya que nos defienden de patógenos perjudiciales para nuestro organismo.
  • Germinados: los brotes de cereales y legumbres germinados, incluida la alfalfa, son ricos en enzimas que facilitan la digestión de los hidratos de carbono y proteínas.

Además, puedes complementar tu dieta así:

  • Ayúdate con hierbas como el anís estrellado y/o el verde, hinojo, maria luisa, comino u orégano. Después de la comida y la cena, puedes tomar una infusión de anís verde, anís estrellado, jengibre, limón y maria luisa. Y si tu problema es acentuado también puedes probar a tomar carbón vegetal, que tiene la capacidad de adsorber los gases y contribuir a disminuir la hinchazón abdominal.
  • Si tienes fuertes problemas digestivos puedes ayudarte con enzimas digestivas siempre y cuando no tengas problemas de acidez o ulceras digestivas.

Y no olvides seguir estos consejos a diario:

  • Mastica e insaliva bien los alimentos, sobre todo los hidratos de carbono para evitar la fermentación.
  • No tomes agua en las comidas pues diluye los jugos gástricos dificultando la digestión.
  • Evita comer chicle, pues al masticar constantemente tragamos aire.
  • Evacua a diario, ya que el estreñimiento agrava las flatulencias. La falta de tiempo o del lugar adecuado hace que retrasemos la visita al baño y con ello vamos perdiendo el reflejo evacuatorio.
  • Si no estás acostumbrado a tomar fibra y quieres introducirla, hazlo paulatinamente ya que la fibra en organismos poco acostumbrados a su consumo puede producir flatulencia. Empieza tomando frutas (fuera de las comidas), verduras hervidas o ensalada de tomate y, poco a poco, vete pasando a los cereales integrales.
  • Vigila tu postura: una espalda recta y vientre ligeramente contraído te ayuda a tener unos abdominales tonificados, imprescindible para evitar estreñimiento y mejorar digestiones.
  • Respira correctamente y relajarte al comer. Una respiración eficaz es una de las mejores maneras de combatir el estrés. La mayoría de las personas estresadas tienen una respiración superficial y entrecortada, que dificulta la relajación del sistema digestivo.
  • El ejercicio físico también tonifica los abdominales, mejora el peristaltismo, ayuda a quemar grasa y libera tensiones ocasionadas por el estrés.

Si, con todo, tu problema persiste, posiblemente tendrás problemas con los fructooligosacáridos y necesitarás que un nutricionista te haga un cambio de alimentación temporal, reduciendo ciertas frutas y verduras.

Puedes seguir a Gemma en su Facebook o su web.

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Ebook Comer sano sin excusas

EMPIEZA YA A COMER SANO 

EN 5 SENCILLOS PASOS

Con nuestra guía,  ‘COMER SANO SIN EXCUSAS’.

Incluye todo lo que necesitas para cambiar de hábitos:

Una metodología sencilla, herramientas y mucha inspiración.

 

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: