Cómo dar los primeros pasos en el mundo sin gluten

 Like
apples-1841132_1280

Por Eloisa Faltoni, healthy chef, de Un gato en la cocina.

Si te han diagnosticado celiaquía o sensibilidad al gluten, lo primero que quiero decirte es que no es el fin del mundo. Te damos algunos consejos sobre cómo dar los primeros pasos en el mundo del gluten.

Si bien tendrás que hacer algunos cambios, tu vida seguirá siendo la misma: no tendrás que renunciar a tus tortitas del sábado por la mañana, no tendrás que olvidarte para siempre de tu tarta de cumpleaños, no tendrás que quedarte en casa mientras todas tus amigas se van a cenar. Por suerte, vivimos en una época en la que es fácil encontrar productos certificados y restaurantes con opciones sin gluten, así que puedes estar tranquila. Lo único que necesitas ahora es una guía que te lleve a dar una vuelta por el fantástico mundo del sin gluten, así que aquí tienes mis consejos para dar tus primeros pasos.

1. Vacía tu despensa

Antes de empezar a llenar tu despensa de panes sin gluten y tus armarios de mezclas de harinas, lo primero es eliminar todos esos productos que contienen gluten y que ya no puedes consumir. Este paso es fundamental ya que es fácil, en un momento de cansancio o distracción, coger el paquete que no toca. Mejor elimínalo todo y sustitúyelo por productos que puedas comer. Eso sí, no tires la comida, mejor regálala o dónala.

2. Limpia tu cocina

Ahora que tu cocina está más vacía, es el momento de ponerte manos a la obra y limpiarla bien. Y no me refiero a barrer el suelo y abrillantar la pica, me refiero a eliminar todo rastro de gluten que haya para evitar riesgos. Si alguna vez has cortado pan sobre la encimera, o hecho una tostada directamente sobre la bandeja del horno, o escurrido pasta y sólo le has pasado un agua al colador, ahora, hay que limpiarlo todo muy, muy bien.

restaurant-691397_1280

3. Despídete de tu tostadora

Si eres una súper fan de las tostadas cómo yo y estás todo el día metiéndole caña a tu tostadora, te recomiendo que le agradezcas sus servicios, la jubiles y te compres una nueva. Es que las tostadoras son muy difíciles de limpiar y el riesgo que se quede dentro alguna minúscula miga invisible es muy alto.

4. Ojo a los productos untables

Seguro que alguna vez te has preparado una tostada con mermelada o crema de cacahuetes y ¿has metido el cuchillo que has usado para untar directamente dentro del bote? Pues malas noticias, ese bote es víctima de la contaminación cruzada¹. Como he dicho antes, es fácil que los alimentos se contaminen sin darnos cuenta, así que si tienes en casa alimentos cremosos que se suelen untar, plantéate regalarlos y comprar otros nuevos.

5. Aprende a leer las etiquetas

Leer las etiquetas es fundamental para llevar una dieta realmente libre de gluten, porqué que un alimento sea naturalmente libre de gluten no significa que no pueda estar contaminado o no pueda llevar algún ingrediente con gluten. A este propósito, es importante que te conviertas en una interprete de etiquetas experta y aprendas a reconocer al instante todos esos ingredientes y productos que son potencialmente “peligrosos”, como la malta, ciertos refrescos, ciertos embutidos, la cerveza, y mucho otros.

6. Compra productos certificados

A la hora de comprar alimentos con riesgo de contaminación cruzada, asegúrate elegir productos con el símbolo de la espiga barrada. Este es el símbolo internacional sin gluten que certifica que el producto en cuestión tiene menos de 20 ppm (mg/kg) de gluten.

carrot-cake-2209039_1280

7. Atrévete a probar nuevas cosas

Hoy en día hay panes, pastas, magdalenas y demás productos sin gluten realmente excelentes, así que olvídate de los prejuicios y dales una oportunidad. Atrévete a probar productos nuevos y ya verás que encontrarás alguno que te sorprenderá.

8. Disfruta comiendo fuera

Cada día hay más restaurantes y bares que ofrecen opciones o incluso menús enteros completamente sin gluten, sólo se tarta de pedirlo. Cada vez que comas fuera, pide que tu plato sea completamente sin gluten y si vas a ir a un restaurante que no sabes si tendrán la opción, llámales y pregunta.

9. No renuncies a tus pasiones

Si hay algo que te gusta no renuncies a ello, encuentra la manera de adaptarlo: internet está lleno de personas celíacas (o no) que comparten recetas de todo tipo sin gluten, existen muchísimos libros de cocina sobre el tema e incluso hay pastelerías y empresas de catering especializados. Ya verás que cualquier receta se puede adaptar a una dieta sin gluten y, si no me crees, abajo te dejo una receta de mi nuevo libro, para hacer brownies sin gluten.

En conclusión, llevar una alimentación completamente sin gluten es sin duda un reto importante, pero no imposible, sólo hay que dar un paso a la vez.

Brownies sin gluten

Porciones: 8 brownies | Preparación: 5 min. | Cocción: 25 min.

Ingredientes:

  • 6 cucharadas de cacao crudo en polvo
  • 6 cucharadas de aceite de coco desodorizado
  • ¼ taza de harina de garbanzos
  • 6 cucharadas de azúcar de coco
  • Sal rosa del Himalaya o marina
  • 1 huevo entero + 2 claras
  • ¼ taza de harina de sorgo o quinoa
  • ¼ taza de harina de avena sin gluten
  • ¼ taza de avellanas crudas
  • ¼ taza de harina de almendras

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180º C y tuesta un poco las avellanas, durante 5 minutos.
  2. Deshaz el aceite y mézclalo con el cacao y las avellanas previamente troceadas.
  3. En un bol, bate huevo, claras, edulcorante, una pizca de sal. Añade la mezcla de cacao y aceite de coco y las harinas. Mezcla hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. Vierte en un molde rectangular de silicona de 21 x 27 cm. Hornea durante 25 minutos.
  5. Cuando estén fría, desmolda con atención y corta en 8 brownies iguales.
brownie-4020349_1280
Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: