Conecta con la desconexión este verano

314 Visualizaciones |  Like
Desconexión verano

Por Oriol Lugo y Anna Farré, Psicólogos, investigadores en la Universidad Ramon Llull de Barcelona y co-directores del Owl Institute.

Las vacaciones son para descansar. Pero en un mundo en el que debemos dar respuesta inmediata a todo, muchas personas no saben desconectar de su trabajo. ¿A ti te pasa? Entonces lee este artículo, súmate a la desconexión y deja de lado el trabajo aunque sea por unos días.

Vivimos en la era de la hiperconexión donde todos/as estamos 24 horas conectados/as a un desproporcionado volumen de datos. La velocidad de las noticias es tan intensa que estamos anticipándonos continuamente a lo que aún tiene que venir.

Algunos ejemplos que seguro reconocerás son: los zumbidos continuos del whats app, las alertas de amistad en el Facebook, los tweets diarios que publicamos y todas las otras fuentes de información más tradicionales como son los periódicos, la radio o la televisión.

Estas situaciones nos generan una intoxicación por exceso de información, también llamada “infotoxicidad” (Selhub & Logan, 2012), que nos hacen sentir irritados/as, cansados/as, tristes y con falta de concentración.

Además, mucha de esta información se mezcla con nuestro puesto trabajo. Hay una gran cantidad de profesionales que reciben correos electrónicos, emails o llamadas de sus coordinadores/as o jefes, en horarios extralaborales. Incluso algunas ciudades como Nueva York han creado un proyecto de ley impidiendo tales situaciones, según un artículo del diario Independent.

Desconexión verano

¿Podemos gestionar todas estas influencias?

La respuesta corta es: “no podemos” y ya estamos sufriendo las consecuencias. Nuestra biología no está preparada para tantos estímulos. La mujer y el hombre del paleolítico, hace más de 100.000 años, no hacía frente a la vorágine de datos que manejamos hoy en día. Y nuestro organismo pese, al transcurso de los siglos, no ha cambiado tanto. Así pues, existe una gran diferencia entre lo que podemos gestionar y lo que aparentemente la sociedad nos pide que cumplamos.

De aquí que los últimos estudios nos estén informando de cambios en nuestro cuerpo, por ejemplo, en nuestro cerebro. Según el neurocientífico David Bueno (2016), los jóvenes cada vez disponen de menos conexiones en la zona de la memoria. También la multitarea pasa factura y estudios recientes determinan que dificulta una mayor capacidad de aprendizaje.

Consejos para desconectar en verano

Aunque podemos pensar que la mejor respuesta es deshacernos de la tecnología y recuperar los estilos de vida de nuestros ancestros, no es una solución factible, ya que la sociedad en la que vivimos ya es digital. La alternativa consiste en marcar pautas o en hacer dietas de desconexión.

  • Las vacaciones pueden ser una muy buena forma para poder romper con las rutinas y con este exceso de información. Cuando estamos de vacaciones no tenemos la necesidad de responder a toda la gran cantidad de estímulos que nos saturaban.
  • Podemos pasar más tiempo en contacto con la naturaleza y priorizar las interacciones sociales cara a cara, como una forma de romper con los automatismos y el enganche a las pantallas.
  • Es importante marcar, a lo largo del día, franjas libres del móvil, activando el modo avión o dejándolo en un cajón; y establecer momentos para “no hacer absolutamente nada”. El no hacer nada se ha demostrado que es una forma para que el cerebro pueda crear nuevas conexiones neuronales y hallar soluciones.
Desconexión verano

Con esto recuperamos energía y demostrarnos que podemos vivir sin estar tan conectados/as. También es un tiempo para reflexionar acerca del estilo de vida que estamos llevando.

¿Estoy satisfecho/a con mi forma de llevar el día a día?

Es difícil responder a esta pregunta cuando te encuentras en tu puesto de trabajo en plena hora punta. Pero es mucho más fácil cuando estamos relajados/as en una terraza, playa o en el campo.

La respuesta es tener presente que para continuar a veces hemos de parar y que para seguir conectados/as a veces hemos de aprender a desconectar.

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: