12 Consejos para reducir el estrés de forma natural

793 Visualizaciones |  1
Reducir el estrés

El estrés está tan extendido en nuestra sociedad, que si no lo has sufrido en alguna ocasión, puede que se deba a que no eres de este planeta. Como probablemente ya sabes de lo que hablo, en este post recopilaremos métodos para reducir el estrés de forma natural.

El estrés crónico -el que se produce durante un periodo prolongado- es una seria amenaza para la salud, que puede causar múltiples efectos negativos en nuestro cuerpo. Según la Apa (American Psychological Association) migrañas, colesterol, problemas cardiovasculares, musculares, digestivos e incluso sexuales y reproductivos son algunos de los efectos que el estrés puede provocar cuando estamos sometidos a él durante largos periodos.

El estrés parece algo inevitable en nuestras vidas así que vamos a centrarnos en diferentes formas de reducirlo o al menos de gestionarlo, para que nos afecte lo menos posible.

1. Elimina los factores estresantes

seguramente no podrás acabar con todo lo que te causa estrés, pero sí que podrás eliminar una parte importante de cosas, si te lo propones. Identifica las situaciones y las personas que te provocan tensión y piensa en estrategias para eliminarlas o evitarlas. Por ejemplo: Evita a las personas (y/o cosas) que te provocan estrés, o si no es posible, dedícales el tiempo mínimo imprescindible; aprende a decir NO, no te comprometas más allá de lo que realmente puedes sólo para hacer feliz a los demás; reduce tu lista de tareas pendientes a las imprescindibles y tacha todo lo demás.

2. Cambia el chip

si no puedes evitar lo que te estresa, cambia tu forma de afrontarlo. A veces, lo que nos causa estrés no es el problema en sí, sino nuestra actitud, o las expectativas que nos creamos. Hay muchas cosas en la vida que no podemos cambiar o controlar, pero siempre podemos cambiar la manera en que nos enfrentamos a ellas. Algunas formas de ponerlo en práctica: cambia el ‘Tengo que…’ por el ‘Quiero…’ ; sé realista, no perfeccionista, al fijar tus objetivos; toma perspectiva preguntándote si realmente es tan importante, ¿seguirá siendo importante dentro de 5 años? La mayoría de las cosas no lo son; olvídate de las cosas que no están bajo tu control directo, es una pérdida de tiempo preocuparte por algo que no puedes cambiar.

3. Pinta mandalas

Desde la neuropedagogía, se observó que esta actividad rebaja el nivel de estrés de las diferentes partes de nuestro sistema cerebral central. Por eso, muchas personas después de un simple coloreado se encuentran en paz, calmadas y tienen una visión menos aterradora de su entorno. Aunque no se utilice como actividad terapéutica, el simple coloreado de Mandala tiene reconocidos efectos terapéuticos.

4. Prueba el mindfulness

Existen multitud de estudios científicos que demuestran que el mindfulness y la meditación ayudan a reducir la ansiedad o el estrés, además de aumentar nuestros pensamientos positivos, mejorar nuestras capacidades mentales y ayudarnos a combatir determinadas patologías.

5. Haz Reiki

el Reiki es una terapia es muy efectiva para combatir el estrés, y cada vez está siendo más utilizado en hospitales como complemento a la medicina tradicional. Normalmente después de recibir una sola sesión la persona ya percibe más relajación y paz. Las personas que reciben el primer nivel de Reiki y practican de forma constante el autotratamiento, es mucho más probable que vivan sin estrés.

6. Prueba con la homeopatia

la homeopatia ha demostrado su eficacia en la cura de enfermedades crónicas y recurrentes, como es el estrés crónico. Lo mejor es acudir a un médico homeópata, que te hará un diagnóstico personalizado. Puedes encontrar una lista de profesionales sanitarios de la homeopatia en el link.

7. Practica yoga

el yoga ayuda a relajar la musculatura y a despejar la mente, por lo que es perfecto para reducir el estrés. Sus efectos son inmediatos, y los puedes sentir con una sola sesión de Yoga. Pero su práctica continuada ha demostrado tener efectos positivos en dolores crónicos de espalda, reducción de la tensión arterial  y mejora general de la salud.

8. Olvida la comida basura

en situaciones de estrés, tendemos a refugiarnos en la comida, normalmente del peor tipo. Y justamente tomar comida basura o alcohol no va ayudar en absoluto a reducir el estrés, más bien al contrario, porque están llenas de azúcares refinados y demasiada sal. Prueba con una dieta sana, rica en omega3 (pescado azul, chia..) y flavonoides (como el té), que están recomendados para reducir el estrés. Si necesitas algo dulce, prueba con recetas de postres sanos sin azúcares refinados como estas.

9. Toma chocolate negro

el chocolate negro contiene nutrientes que ayudan a reducir el estrés, pero cuidado con las cantidades. Según Gemma Morales, nutricionista, desde el punto de vista nutricional, lo ideal es tomar chocolate con un porcentaje de cacao del 70% o superior, y la cantidad recomendada es de 20 gramos diarios o 2 pastillas. También puedes utilizar cacao crudo en polvo en tus recetas, es la forma más ‘pura’ de tomarlo y te aseguras de que no lleva nada más que cacao, con todos sus beneficios pero sin sus compañeros habituales (grasas, azúcares…). ¿No sabes cómo usarlo? Prueba estas 2 recetas fácilísimas para saciar tus ganas de chocolate, de forma natural y saludable.

10. Échate unas risas

la risa no sólo ha demostrado reducir los niveles de estrés sino que además mejora la memoria, el sistema inmunológico, la creatividad… En épocas de estrés no te olvides de quedar con tu grupo de amig@s para reiros un rato y desestresarte, o si no te resulta posible, siempre puedes ver una comedia o unos videos divertidos en Youtube.

11. Date un paseo

hacer ejercicio o simplemente caminar a buen ritmo funcionan como reductores del estrés. En momentos de estrés cálzate  las zapatillas y sal a caminar.

12. Mímate

haz un hueco en tu agenda para relajarte (date un buen baño, lee, ve una película, queda con las amigas, date un masaje…) Sea cual sea tu actividad relajante favorita, marcala en tu agenda y cúmplela. Dedicarnos tiempo a nosotros mismos es una de las formas más efectivas de gestionar el estrés porque te dará la energía que necesitas para combatirlo. No pienses en ello como un lujo, sino como una necesidad de primer nivel.

Está claro que no podemos eliminar todo lo que nos estresa, pero sí podemos aprender a reducirlo y a gestionarlo introduciendo algunas de estas técnicas en nuestro día a día.

Share the love

¿Te gusta el post? iAyúdanos a compartirlo en Redes Sociales! Tienes los botones un poco más abajo ;D

Referencias:

http://behealthy.es/reiki/

http://nccam.nih.gov/health/yoga/introduction.htm

https://www.clinicalkey.es/#!/content/playContent/1-s2.0-S0735109714015836

http://behealthy.es/porque-no-debes-dejar-de-comer-chocolate

http://www.hanford.gov/health/?page=137

http://www.dailymail.co.uk/health/article-2356004/You-CAN-walk-away-stress-Scientists-discover-stroll-soothe-brain.html

http://www.apa.org/helpcenter/stress-body.aspx

http://behealthy.es/beneficios-salud-pintar-mandalas/

http://behealthy.es/mindfulness-para-reducir-ansiedad-estres/

BARCELONA GUIA HEALTHY POP UP

 Déjanos  tu email para recibir la

∗  Guía saludable de Barcelona  ∗

Los mejores  restaurantes, cafeterías, tiendas, estudios de yoga…

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: