El equilibrio familiar y laboral, ¿Es posible?

267 Visualizaciones |  Like
affection-1866868_1280

Por Oriol Lugo, psicólogo y cofundador de Owl Institute.

Cuando nos planteamos llevar una vida equilibrada, podemos pensar en hacer deporte, comer sano, mantener relaciones sanas, pero también en la compaginación de nuestra esfera laboral con nuestra esfera de vida familiar. Un equilibrio familiar y laboral complicado de seguir.

La balanza entre estos dos mundos está suponiendo un auténtico reto para muchos profesionales que se plantean en algunos casos el decantarse por una u otra opción. No es extraño conocer amigos (mayoritariamente mujeres) que dejan sus trabajos o sus carreras profesionales para poder ser padres o madres. Ni tampoco es excepcional los casos de los profesionales que deciden centrarse en su ámbito laboral, abandonando las opciones de formar una familia para más adelante.

Las empresas se están dando cuenta de la importancia de poder facilitar a sus empleados la compaginación laboral, y es que no son pocas las que ya incorporan planes internos. Aun así, la situación continúa siendo difícil y hay muchos factores que no ayudan en todos los niveles.

En el siguiente artículo vamos a dar algunas pautas para poder ayudar en este complicado equilibrio:

1.- Horarios. Es importante que tengas presente tus horarios y que estos puedan respetarse. Muchas veces podemos acabar haciendo horas extra, pero éstas nos restan tiempo para nosotros y para nuestras familias. Así que es importante que puedas poner límites y que te mantengas firme.

father-656734_1280

2.- Adapta tus turnos de trabajo a los horarios escolares. Siempre que sea posible intenta ajustar tu turno laboral a los horarios de inicio o de recogida de tus hijos. Si pueden ir a la par mejor que mejor. Si no es posible, trata de poder plantear horarios alternos: establece días donde puedas entrar más tarde y/u otros días donde puedas finalizar tu jornada más pronto.

3.- Elimina o limita las tareas extras. No es extraño que haya profesionales que se lleven informes a casa, tengan reuniones vía Skype en su hogar, o reciban llamadas de clientes estando ya fuera de su jornada. Estos elementos te restan tiempo y energía de tu espacio personal. Es por esto que es relevante también tratar de poner límites.

4.- Plantear la limitación de los deberes o de las tareas escolares. Hay centros que establecen una gran carga de deberes para los alumnos. Esto hace que una vez en casa los niños no puedan disponer de tanto tiempo para jugar o para compartir con sus familiares.

5.- También se puede plantear la opción de una reducción de jornada. Esta alternativa es una vía que escogen algunas parejas pudiendo hacer que, tanto uno como otro, pueda mantener la jornada laboral completa. Es una manera de repartir mejor el tiempo y de que los miembros de la pareja se puedan complementar.

6.- Buscar los espacios comunes durante la jornada. Quizás por horarios podéis disponer de tiempo para comer al mediodía con tus hijos. Esto puede facilitar que tengáis más momentos para compartir y disfrutar juntos. Aunque se trate de una hora o de un par, es una opción para poder disponer de tiempo de calidad.

7.- La opción de las guarderías dentro de la empresa. Hay algunas compañías que disponen de guarderías en el trabajo. Esto facilita que muchos padres y madres puedan sentirse más cercanos a sus hijos, y también ayuda a compaginar los horarios de dejar a los niños y de recogerlos.

girl-1641215_1280

8.- Establecer rutinas o planes semanales. El hecho de marcar algunos momentos especiales de una forma periódica puede ayudar a crear más unión entre los miembros de la familia. Por ejemplo, se puede establecer los martes como los días de salir a pasear por la tarde, o los miércoles como el día de cocinar platos exóticos en familia, o los jueves de hacer karaoke en casa.

9.- Los planes de fin de semana ayudan a poder desconectar en familia. Estos son los planes típicos que la gran mayoría de familias realiza, aun así, se pueden hacer muchas otras cosas distintas a parte de salir de excursión o de ir al cine. Por ejemplo, se pueden efectuar actividades creativas como pintura al aire libre, alquilar una bicicleta de cuatro personas o sino jugar a encontrar tesoros con el “geocaching”.

10.- Una última opción sería la de tomarte un año sabático. Esta alternativa no es viable para todas las personas, ya que no todas las empresas permiten que puedas tomarte una excedencia. Aunque la ponemos en la última posición de la lista, es una vía para aquellos padres o madres, que además de querer más tiempo para sus familias, quizás también desean más tiempo para ellos de replantearse su futuro laboral.

La conciliación laboral y familiar es un reto al que todos/as estamos implicados, y es por esta razón que nos atañe también poder hacer cambios a nivel social y político para que cada vez haya más facilidades.

Dr. Oriol Lugo

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: