Falsos alimentos saludables a evitar, según los nutricionistas

8899 Visualizaciones |  2
Falsos alimentos saludables

Consumimos a diario muchos alimentos que nos parecen sanos, pero en realidad no lo son tanto. Tenemos claro que los refrescos azucarados o la bollería son malos, pero hay otros productos que quizás debemos suprimir, de inmediato, de nuestra dieta. Son los falsos alimentos saludables que es mejor no tomar, según los nutricionistas. Te dejamos una lista con algunos de ellos y alternativas para sustituirlos por opciones más saludables.

1. Galletas dietéticas

Falsos alimentos saludables

A veces, están localizados en la parte bio de los supermercados, pero, según la dietista-nutricionista Júlia Farré, no existen galletas recomendables para perder peso ni cuidar la salud. “Una de las más engañosas o que más gente compra pensando que son saludables son las galletas tipo “digestivas”. Tienen un nombre engañoso, pues hace pensar que son buenas para tu digestión”. En realidad, aunque algunas sean ricas en fibra, tienen cantidades muy elevadas de grasas y azúcares, siendo productos muy calóricos.

Como alternativa más saludable, Júlia recomienda los bastones de pan integral, tostadas de pan y copos de avena. Otra opción es preparar tus propias galletas caseras como las clásicas de avena y plátano.

2. Zumos de fruta envasados y los zumos “fruta+leche”

zumos envasados

Un buen zumo por la mañana sabe bien, pero, mejor natural o comer fruta directamente. ¿Por qué? Rosa María Espinosa, dietista y nutricionista de Menja Sa incide que no se trata de fruta. “Solo la fruta fresca es fruta. Del mismo modo que la leche que pueda haber dentro de este batido/zumo tampoco cubre 1 ración completa de lácteos (ni se acerca: como mucho llevan un 10% de leche, es decir, que para un envase de 330 ml son 33 ml de leche)”.

Además, explica que tales zumos llevan azúcar añadido, (el envase de 330 ml contiene casi 15 gramos de azúcar). Rosa María optaría directamente por consumir fruta fresca y lácteos (leche y yogur) sin azúcar. “En casa, podemos elaborar batidos de leche y fruta sin necesidad de endulzar si contamos con fruta de temporada y madura; o bien preparar macedonia de fruta fresca con yogur”.

3. Cereales o barritas para cuidar la línea

Falsos alimentos saludables

Nos lo venden como algo saludable que además nos mantiene la línea. La nutricionista Lucía Martínez asegura que la mayoría de cereales de desayuno son muy ricos en azúcar, suelen rondar el 15-20% de azúcar añadido y llevar solo una parte de integrales. Mientras que Lidia Mateos, nutricionista, de Dinut, explica que los alimentos tipo barritas o galletas los venden como saludables por llevar algo de cereal integral, “pero de saludable no tienen nada, puesto que su composición es similar a la de una chocolatina”. Lidia reitera que el problema principal, es que, al pensar que son saludables, se consumen en más cantidad y en más frecuencia que alimentos típicos poco saludables (como es la bollería), cuando en realidad son igual de poco saludables.

Para sustituirlos, las nutricionistas aconsejan elegir alimentos sin procesar como la fruta o los frutos secos.

4. Yogures bajos en grasa y desnatados

Falsos alimentos saludables

Existen en el mercado yogures engañosos. “Son los que en su etiquetado indican que son bajos o 0% materia grasa. Cuando lees la letra pequeña de los ingredientes, en muchos casos aportan una altísima cantidad de azúcar añadido. Esto los convierte en una opción menos saludable que el yogur sin desnatar”, comenta Júlia Farré. Mientras que Rosa María Espinosa explica que la pérdida de peso no justifica optar por las versiones desnatadas, ya que las diferencias calóricas no valen la pena (no son significativas) y, en cambio, se pierden propiedades nutricionales importantes. Júlia Farré propone tomar yogur natural sin edulcorar ni endulzar. Otra opción sería el queso fresco batido 0%.

5. Productos zero o edulcorados

Falsos alimentos saludables

Recientes estudios demuestran que la ingesta habitual de edulcorantes altera el equilibrio de la flora intestinal, con los efectos que ello conlleva sobre el ritmo de evacuación o sobre el sistema inmunológico. Ante éstos, los nutricionistas aconsejan que la bebida de preferencia debe ser el agua. “Pero si un día nos apetece un refresco y no tenemos ninguna patología vinculada con el azúcar, es preferible que lo tomemos “normal” que no edulcorado, light o zero. Y siempre de forma ocasional y moderada”, apunta Rosa María Espinosa.

6. Tortitas de arroz

Falsos alimentos saludables

Los dietistas no recomiendan el consumo elevado de tortitas de arroz por su contenido en arsénico, “además, este tipo de preparados contienen una elevada cantidad de sal. Los que, además, llevan coberturas de chocolate o yogur añaden grasas y/o azúcares”, señala Júlia Farré. En general, y para evitar estos y otros alimentos, Lidia comenta que es importante informarse y fijarse bien en las etiquetas para conocer qué producto estamos comprando realmente.

7. Alimentos con grasas vegetales

Falsos alimentos saludables

Son productos que dicen llevar aceites o grasas vegetales para parecer más saludables pero no siempre lo son. Las etiquetas deben especificar qué tipo de grasa lleva, como aceite de girasol, de oliva, mantequilla… Carmen Escalada, nutricionista del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), apunta a que si sólo aparece el término grasas vegetales casi seguro que se trata de grasa poco saludable, como el aceite de palma o coco.

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: