5 Ideas fáciles para ser más sostenible que puedes aplicar hoy

1085 Visualizaciones |  2
unsplash bike

En BeHealthy estamos convencidas de que una vida saludable está ligada a la naturaleza y la sostenibilidad. Eso mismo piensa nuestra colaboradora Ana Romero, ambientóloga y experta en educación ambiental, que nos trae unas ideas fáciles para ser más sostenibles.

A Ana le gusta ‘escribir y motivar a las personas para que protejan el medio ambiente pero, sobre todo, para que lo conozcan y lo disfruten’. Participa en medios divulgativos para ‘demostrar que los hábitos sostenibles, además de posibles y saludables, son de vanguardia’; y cree firmemente que ‘dejar un planeta mejor a mi hijo para mí no es una metáfora, sino una forma de amarlo honestamente’. Si quieres saber más sobre Ana, te dejamos su LinkedIn aquí. Te dejamos con su post.

Todas las imágenes de este artículo son de unsplash.

5 Ideas fáciles para ser más sostenible (que puedes aplicar hoy)

Ser más sostenible no sólo es un hábito que tienes en tu vida diaria, como hacer la recogida selectiva o disminuir el consumo de agua, sino que va mucho más allá de estos hábitos relacionados con el medio ambiente. Ser sostenible también va ligado al reto de una vida más saludable física y mentalmente ¿Quieres saber por dónde empezar para tomar la sostenibilidad en serio? Aquí te damos 5 ideas que puedes aplicar desde ya:

unsplash grapes

1. Consumir menos y mejor desde pequeños

El llamado “Pester power” hace referencia al poder que el marketing ejerce de manera indirecta sobre los más pequeños. En algunos países, son las celebrities (Michelle Obama, Jessica Alba,…) las que motivan a las familias a comprar productos naturales y más saludables; despertar el placer de comer una fruta de temporada a mordiscos, de compartir unos frutos secos con los amigos, etc., en definitiva, un hábito saludable que si no incorporamos desde pequeños puede llegar a ser demasiado tarde.

usplash walking

2. Caminar puede ser el mejor ejercicio que existe para el planeta… y para ti

Seguro que has oído hablar de los múltiples efectos adversos que la contaminación tiene sobre la salud. Una manera sencilla de contribuir a reducir la contaminación es cambiar a modos de transporte más sostenibles, como ir en bicicleta o sacar el máximo partido del transporte público. Pero sin duda, el más sostenible es también el más ancestral: caminar.  Como indica Gretchen Reynolds, autora del popular blog de fitness Phys Ed. apuntarse al gimnasio está muy bien, pero caminar es el método más económico y puede que el más eficaz para mantenerse saludable: caminando 30’ al días conseguirás quemar unas 1000 calorías a la semana además de gozar de un espacio para tu mente, de prevenir la hipertensión, el colesterol pero también el insomnio o la depresión… ¿quién da más por menos?

unsplash tipies

3. Abogar por un ritmo lento, paciente y sosegado

Vivimos en la sociedad del zapping, de la velocidad, de lo inmediato. Este ritmo frenético algunas veces nos hace sentir vacíos e inclusive nos da miedo el parar, el “dejar de hacer”.  La adicción a la velocidad y la hiperestimulación está haciendo que el tiempo que pasamos en contacto con la naturaleza y con nosotros mismos sea cada vez menor. Los movimientos slow son una corriente cultural que promueve el control del tiempo propio: no se trata de dejar de hacer actividades si no de ser más selectiva. En las comidas, disfrutar de los alimentos regionales y de la gastronomía local (slow food),  en las compras ropa rechazar la ropa producida masivamente y apostar por los pequeños diseñadores, por los tejidos orgánicos (slow fashion), etc. son alguna recetas fáciles para empezar a ser más slow.

unsplash concert

4. ¿Sabías que los mejores regalos no generan residuos?

Quizás alguna vez hayas oído hablar del llamado del “residuo 0” refiriéndose a los hábitos de consumo que producen menos residuos y que evitan que toneladas de basura se lleven a un vertedero. Una de las maneras más sencillas de apostar por hacer menos residuos es “desmaterializar” tus regalos, es decir, consumir servicios como la cultura o la salud (una entrada pera el teatro, el cine, una sesión de yoga,…) o productos como un libro que puedes leer y posteriormente vender o recircular ¿Cuántas veces te has hallado ante la duda de hacer un regalo que sea original, con un toque de personalidad? Hay cientos de regalos no-materiales que puedes hacer a tus seres queridos sin suponer una carga para el planeta.

unsplash deer

5. Regálate tiempo en la naturaleza

Richard Louv acuñó el término “trastorno por déficit de naturaleza” en su libro Last Child in the Woods. Según el autor, las experiencias en la naturaleza mejoran considerablemente el rendimiento escolar, estimulan la creatividad y proporcionan una mayor habilidad en la resolución de conflictos, pensamiento crítico y toma de decisiones. Salir al campo un fin de semana, plantar un pequeño huerto urbano en el balcón o la terraza, estirarte en un prado con tus hijos y hacer dibujos con las nubes … son experiencias sencillas y fáciles de compartir con los tuyos y que contribuyen al desarrollo personal compensado el déficit que supone vivir siempre en una zona urbana.

 

Ya ves, aunque ser realmente sostenible puede parecer un reto nada fácil, puedes empezar cambiando aquello que más te motive, los pequeños cambios son muy poderosos… rápidamente comprobarás que los caminos para ser más sostenible van muy ligados a una vida más saludable y feliz. ¡Anímate!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • SUSCRIBETE Y RECIBE LA GUIA DE REGALO

    LOS MEJORES LOCALES HEALTHY DE LA CIUDAD:

    Restaurantes, cafés, tiendas, estudios yoga…

    BARCELONA GUIA HEALTHY POP UP

    Y recibe cada 2 semanas en tu email tu dosis de inspiración para una vida más saludable

    No compartimos tus datos ni realizamos acciones de spam