La diabetes: causas y cómo prevenirla

155 Visualizaciones |  Like
baixa

Este 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la diabetes. Casi 400 millones de personas en todo el mundo sufren esta enfermedad. En España, los resultados del estudio di@bet.es, sitúan la prevalencia total de diabetes tipo 2 en el 14%, (más de 5,3 millones de personas). El 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de compatriotas. De ellos, casi 3 millones ya estaban diagnosticados pero 2,3 millones, el 43% del total, desconocían que padecían la enfermedad.

Si bien es cierto que la diabetes es, en gran parte, una enfermedad hereditaria, también existen una serie de buenos hábitos que podemos tener en cuenta para prevenirla o retrasar su aparición en edades tempranas.

Básicamente existen dos tipos de diabetes: la tipo 1 y la tipo 2. En el primer caso el páncreas no produce insulina necesaria para eliminar y equilibrar los azúcares. Este tipo se da habitualmente desde edad muy temprana y requiere de dosis de insulina como tratamiento habitual.

Por otra parte está la tipo 2, que suele aparecer en edades más avanzadas, y es precisamente en dicho tipo donde los hábitos juegan un papel importante. En este caso el páncreas no produce la suficiente insulina o ésta es de calidad deficiente. Habitualmente el tratamiento es a través de dieta y medicación (metformina). Está estudiado que cada vez hay más casos de diabetes tipo 2 y se ha detectado un incremento de los casos provocados por malos hábitos alimenticios, de sueño, estrés y falta de ejercicio físico, que podrían ser algunas posibles causas.

¿Cómo podemos prevenir la diabetes (y muchas otras enfermedades)?

Alimentación equilibrada

Una dieta equilibrada se basa en la combinación en cada comida de tres tipos de alimentos básicos: verduras (crudas o cocidas), proteínas (presentes en carnes, pescados, huevos…) e hidratos de carbono (pasta, arroz, patata, pan…).

Es importante incluir los tres grupos en cada comida. Por ejemplo, no vale comer el doble de ración de carne en la comida (un gran entrecot) y eliminar las proteínas de la cena.

También es importante que cada grupo esté en su justa medida. Hay una regla muy fácil que puede seguir un diabético y cualquier persona que quiera seguir una dieta equilibrada: verduras ilimitadas, proteínas controladas e hidratos limitados en función de los azúcares y el ejercicio físico.

20-24oct_alimentacion

Hacer ejercicio

El ejercicio moderado es imprescindible para nuestra salud. Además, cuando hacemos deporte, segregamos endorfinas, ¡las hormonas de la felicidad!

Cada persona debe adaptar el ejercicio físico a su situación, aunque lo ideal es dosificar todos los días en pequeñas dosis en vez de concentrarlo en un día. Evidentemente, siempre buscando un equilibrio con nuestro día a día, para evitar provocar situaciones de estrés.

También deberemos variar nuestra dieta en base al ejercicio físico que realizamos. Los hidratos de carbono, que nos aportan energía, se transforman en azúcares si no los quemamos. Así, pues, antes de una sesión de gimnasio es bueno haber consumido energía suficiente (pasta, arroz, legumbres, pan, patatas…).

Estrés

El estrés es una de las principales causas de la diabetes tipo 2 prematura (antes de los 50 años). El estrés, siempre en pequeñas dosis, es beneficioso porque nos activa y nos mantiene alerta, pero debemos buscar un equilibrio entre nuestro trabajo, familia, amigos, y no pretender llegar a todo; así nos ahorraremos episodios de ansiedad y estrés crónico.

El yoga y otras técnicas de meditación pueden resultar muy útiles para combatir el estrés.

Educación desde niños

Si educamos a nuestros hijos desde pequeños a llevar una vida equilibrada, será mucho más fácil para ellos en la edad adulta mantener buenos hábitos.

Por ejemplo, si un niño desde pequeño se acostumbra a incluir una pieza de fruta en su desayuno, no le costará ni lo verá extraño cuando sea mayor. El hábito de practicar cualquier deporte (que les guste) o actividad física es una pieza clave para el desarrollo de los más pequeños.

También es muy importante reducir al máximo el consumo de dulces y golosinas, que no aportan ningún beneficio y sí muchas complicaciones. No existe ningún estudio que confirme una relación directa con la diabetes, pero sí se ha detectado una relación importante entre casos de diabetes tipo 2 prematura y un elevado consumo de dulces durante la infancia.

1514978887_061770_1514979047_noticia_normalEl azúcar, el gran enemigo

Son muchos los estudios recientes que hablan de los posibles efectos nocivos del azúcar en el organismo. No sólo un diabético debe evitar el azúcar, sino cualquier persona debe evitar un consumo excesivo del mismo.

En muchos casos estamos consumiendo elevadas dosis de azúcares sin saberlo. El ketchup, zumos envasados y conservas contienen una gran cantidad de azúcares concentrados muy superior a una cucharada de azúcar que podamos añadir en un yogur o infusión.

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: