La luz azul de las pantallas altera el sueño

663 Visualizaciones |  1
bed-1979270_1280

Por Marc Argilés, Optometrista y miembro de ACOTV (Associació Catalana d’Optometria i Teràpia Visual)

Las pantallas digitales se han ido introduciendo cada vez más en la vida diaria. Este nuevo paradigma supone un cambio importante en las demandas visuales de los usuarios e incide en su sistema visual. El sistema visual utiliza una franja del espectro electromagnético específica, la luz azul, para sincronizar el llamado ritmo circadiano, que es nuestro reloj biológico. Este se sostiene a partir de la rotación de la tierra y las horas de sol. Muchos ritmos biológicos del cuerpo se regulan a partir de la luz y la oscuridad.

La retina del ojo tiene unas neuronas sensibles a la luz azul que conectan con el reloj biológico interno situado en el cerebro. Así, cuando el ojo percibe la franja de luz azul de la luz solar, el cerebro recibe órdenes para regular los ritmos de la vigilia y del sueño.

gadget-technology-electronic-device-smartphone-hand-electronics-1574741-pxhere.com

Ahora bien, el uso de pantallas digitales hace que la luz artificial recibida en horas nocturnas active el ritmo circadiano de la misma manera que lo hace la luz solar, lo que puede crear un desfase que altere nuestra salud en general. Esto ocurre cuando estas pantallas son de tipo LED, ya que emiten intensamente en esta franja de la luz azul.

La mayoría de investigaciones apuntan que sólo a altas horas de la noche se produce una alteración importante del ritmo de vigilia y del sueño. Todo ello puede afectar la atención y alterar el humor. De hecho, incluso, se pueden desarrollar enfermedades a largo plazo, ya que se alteran las funciones endocrinas del cuerpo.

Durante el día, por el contrario, la luz azul emitida por dispositivos LED activa funciones de la atención, la concentración e, incluso, de la memoria de trabajo. Algunos estudios indican que durante la jornada laboral, la iluminación LED aumenta el rendimiento.

Desde la optometría recomendamos que si se tiene que estar trabajando ante una pantalla LED hasta la madrugada, se puede equilibrar el ritmo circadiano descansando la mirada durante cierto tiempo en una habitación a oscuras o con luz cálida incandescente o halógena.

Actualmente, se comercializan filtros selectivos para la emisión de la luz azul de las pantallas LED de ordenador que no implican ninguna alteración visible en el aspecto de las lentes de cualquier gafa. Sin embargo, utilizar lentes que filtren la luz azul todo el día no es recomendable, ya que durante la jornada laboral y en horas de sol ésta ayuda a la concentración. Los filtros de absorción de luz azul en vidrios oftálmicos pueden ser una buena herramienta en ciertos usuarios, como algunos trabajadores que usan pantallas en horario de noche.

apple-bed-bedroom-5329

6 recomendaciones para mirar las pantallas digitales y disminuir los efectos de la luz azul

  • El tipo de pantalla: evitar pantallas tipo LED que tienen luz azul.
  • El contraste: situar el contraste de la pantalla entre un 50 – 60%.
  • La distancia: situar los dispositivos a unos 50 y 60 cm de los ojos, equivalente a la longitud del antebrazo.
  • El tiempo de exposición: cuanto más tiempo de exposició a la luz azul, más fatiga visual.
  • El contenido: las imágenes tienen menos luz azul que el texto.
  • Momento en que miramos las pantallas digitales: la luz azul de día ayuda a la concentración y de noche altera el sueño.
Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: