La vuelta al cole y tu equilibrio emocional

390 Visualizaciones |  Like
child-1073638_1080

Por Oriol Lugo, psicólogo y cofundador de Owl Institute

Estas semanas son claves, ya que miles de niños y jóvenes empiezan las clases, con la vuelta al cole, y con todo lo que implica. Es un cambio enorme en las rutinas de muchas familias y, como todo cambio, necesita una adaptación.

Para muchos padres este será el momento de relajarse después de unas semanas donde han estado compartiendo muchas horas con sus pequeños. Esta situación es muy habitual, y aunque puede sorprender, la exponemos como conversaciones casi literales de cómo se sienten muchos padres y madres estas semanas.

Lo que podría parecer como un momento de unión familiar, para muchos ha resultado ser un período muy estresante al verse sobrepasados por muchos momentos de tensión y de incomodidad.

También es cierto que volver a la rutina comporta desafíos y retos, ya que durante las vacaciones hay muchos aspectos que se han descuidado.

Con este artículo vamos a dar algunas pautas para poder gestionar el estrés acumulado y también para poder establecer algunas líneas que nos ayuden a gestionar mejor las futuras situaciones. Si estamos más preparados/as, nos podremos adaptar mejor.

cellular-1352613_1280

1.- Establecer horarios regulares: es fundamental debido a que durante el verano se han desvanecido muchas de las líneas y reglas a nivel de horarios. Es importante remarcar las horas básicas de acostarse y levantarse, así como las horas de las comidas y de juego/estudio.

2.- Expresar las conductas deseadas: muchas veces nos centramos más en las cosas que no queremos que hagan los hijos, pero olvidamos pedir lo que sí queremos. Es por este motivo que establecer un listado de cuáles son las tareas y los puntos deseados, ayudará a que pueda haber armonía familiar.

3.- Tomárselo con calma: deseamos que la adaptación sea inmediata, pero todo cambio conlleva un tiempo. Para entenderlo mejor, pregúntate: ¿estás rindiendo en la oficina igual las primeras semanas o cuando ya llevas un mes? Esto es lo mismo que ocurre con tu familia.

4.- Marcar espacios de diálogo: durante el verano muchos niños y jóvenes han pasado mucho tiempo con amigos, en los campamentos, casales…, y quizás con los padres han sido momentos donde han podido haber algunos conflictos. Ha faltado tiempo para el ocio y la comunicación. Es importante con la vuelta al colegio que se puedan marcar momentos donde se pueda jugar y compartir en familia.

5.- Tener presentes las relaciones de nuestros hijos: los primeros días son claves para la socialización. Es importante observar a los niños y jóvenes como interactúan. Podemos animarles a hablar al respecto, explicándoles acerca de nosotros. Por ejemplo: podemos contarle con quién hemos almorzado hoy en el trabajo o con quién formamos equipo.

parents-and-children-1794951_1280

6.- Regular el uso del móvil y de las pantallas: otro elemento que probablemente se ha descontrolado durante las vacaciones es el uso de las pantallas. Cada vez hay más dependencia a ellas, y esto nos llevan a que los adultos tengan que establecer más límites. Marca un horario y espacios sin su uso.

7.- Dedicarte tiempo: es importante que tú como padre o madre puedas dedicarte tiempo para tu cuidado. Esto te hará sentir que dispones de espacio personal para descansar y recuperar energía.

8.- Establecer tiempo para la pareja: establece citas y encuentros con tu pareja. El propósito es evitar caer en los mismos errores del pasado. A veces los pequeños detalles o los planes más sencillos son los que marcan la diferencia.

9.- Dar autonomía a tus hijos: la vuelta al colegio puede ser el momento ideal para dar más responsabilidades a tus hijos, hecho que les ayudará a ganar confianza y responsabilidad.

10.- Formar equipo con la escuela: mantén contacto con los tutores. Es importante poder establecer una comunicación fluida con el centro para así facilitar la educación y el aprendizaje de tu hijo.

kids-1093758_1280

Que la vuelta al cole sea una oportunidad para mejorar y crecer. Y recuerda que no existe el superpapá o la supermamá, sólo padres y madres que están aprendiendo continuamente.

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: