Medidas para reducir plásticos en casa

 Like
nature-3289812_1280

Una casa libre de plásticos es un lugar que protege donde vivimos. Solo tenemos un hogar y ese es nuestro Planeta, si no lo cuidamos, sus seres y entorno pueden desparecer en años. Según el informe Plásticos en los Océanos, de Greenpeace, se estima que son entre 5 y 50 billones de fragmentos de plástico, sin incluir los trozos los que hay en el fondo marino o en las playas. Y además, en nuestro país, un 50% de los plásticos que llegan a los sistemas de gestión de residuos acaban en los vertederos sin ser reciclados.

Por esto y para frenar esta generación innecesaria de plásticos, podemos empezar desde nuestra casa, con pequeños gestos diarios que harán mucho para sobrevivir en un mundo menos contaminado.

Bolsas reutilizables

Mucho se hablado de las bolsas de plástico que ya están prohibidas en la gran parte de establecimientos. Antes de usarlas, tenemos otras alternativas que no contaminan tanto, como las bolsas reutilizables. Según Vivir sin Plástico, podemos ir a la compra con bolsas que podemos volver a usar, como las de tela (que además en los tiempos que corren de Covid-19) son también más seguras a la hora de evitar contagios. Basta con ponerlas en la lavadora para limpiarlas y listo.

Evitar el uso de cosméticos con microesferas de plástico

En casa tenemos diversos hábitos donde la presencia del plástico es importante. Es el caso de los productos de higiene y aseo, como los cosméticos. Greenpeace aconseja evitar el uso de cosméticos que tengan en su composición microesferas de plástico. Normalmente se encuentran en productos exfoliantes. En su lugar, es mejor elegir cosméticos con componentes naturales como arcilla, cáscaras de frutos secos o semillas.

recycle-57136_1280

Esto se extiende a todos los productos de higiene y cuidado personal que pueden estar envasados o elaborados con sustancias con plásticos. Algunos ejemplos son usar pastillas de jabón en lugar de gel de baño o jabón en barra para afeitar en lugar de espuma. Productos naturales, de madera, que no dañen el medio ambiente ni tampoco nuestra casa.

Separar residuos

El último informe de Ecoembes establece que se suele reciclar el 69,7% de los envases de plástico consumidos en los hogares. Y según un estudio de la OCU, también el 69% de los españoles asegura separar los residuos plásticos de forma sistemática en casa, frente a un 8% que nunca lo hace. El resto confiesa que, aunque sí separa, no lo hace de manera muy estricta.

Por tanto, es sencillo depositar las latas, bricks y envases de plástico generados en nuestros hogares en el contenedor amarillo y así éstos pueden ser tratados en las plantas de reciclaje y transformados en materia prima útil para fabricar otros productos.

Oxfam Intermón explica que con estos gestos ganamos porque al separar de forma correcta ahorramos agua y energía, reducimos las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, llevamos menos basura a los vertederos y creamos más puestos de empleo (personal para las plantas de selección y reciclaje de residuos).

Reutilizar

Otra medida para reducir el plástico en casa es reutilizar ciertos productos, es decir, darles una segunda vida. Si tenemos una botella de plástico (aunque vamos a intentar reducir su compra) entonces la volveremos a utilizar las veces que sea posible.

Evitar las cápsulas de café

Con las nuevas cafeteras, este producto entra en casa muchas veces. Aunque ya hay cápsulas de café reciclables, otras maneras de no tener tantos residuos son contar una cafetera moledora o bien pasarse a la cafeteras de antes, tipo clásicas.

Comprar a granel

La encuesta de la OCU da más información, pues el 43% de los consumidores dice encontrarse con mucha frecuencia con embalajes innecesarios y para más de la mitad es habitual que les ofrezcan un envase demasiado grande para el tamaño del producto.

garbage-4277613_1280

Por tanto, desde Vivir sin Plástico propone comprar, todo lo que sea posible, a granel. Así no hará falta tener envases de plástico al comprar directamente ciertos productos y los llevaremos en casa en nuestras bolsas de tela o en packs de cristal.

Envases retornables

Greenpeace propone que elijamos envases para bebidas y líquidos que sean retornables, como el vidrio, en lugar de brik y botellas de plástico.

Crear compost

Crear en casa nuestro propio compost no es nada complicado. En Vivir sin Plástico aconsejan que con ello eliminaremos que un montón de residuos orgánicos lleguen al vertedero y generen metano (un gas que contribuye 15 veces más al efecto invernadero que el CO2). Y hay más ventajas porque tendremos un abono excelente para nuestras plantas.

Otros hábitos que todos podemos aplicar

  • No usar maquinillas de afeitar desechables
  • Usar biberones de vidrio si tienes bebés
  • Cambiar las pinzas de plástico por las de madera a la hora de tender.
  • Dejar el film de plástico para embalar, hay alternativas
  • Usar utensilios de madera o de acero inoxidable.
  • Sustituir las fiambreras de plástico por recipientes de cristal o de acero inoxidable.
garbage-2263208_1280
Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: