Practicar deporte embarazada: las mejores opciones

779 Visualizaciones |  1
practicar deporte embarazada

Sofia Fournier, ginecóloga y creadora del blog Unamamiquesemima, nos explica las claves para  practicar deporte embarazada, y cuáles son las mejores opciones. Si estás embarazada o planeas estarlo no te pierdas su blog, con un montón de consejos y artículos para las mamás saludables.

Durante el embarazo muchas mujeres que dejan de practicar deporte y adquieren hábitos de vida más sedentarios. Una veces se debe al miedo, otras al cansancio o al desconocimiento. Pero tenéis que saber que, si el embarazo es de bajo riesgo, cuanto más en forma estéis en el momento del parto, más fácil transcurrirá el mismo. Y si os mantenéis activas y en un peso adecuado, el riesgo de desarrollar complicaciones a lo largo del embarazo también disminuye. Así que a ponerse las bambas y empezamos!

En el embarazo os recomiendo practicar un ejercicio físico aeróbico, que no sea demasiado exigente (lo ideal es no superar las 140 pulsaciones por minuto), y que os permita practicarlo durante al menos media hora seguida y que no tenga un riesgo de pérdida del equilibrio o caída. Estas son las mejores opciones:

CAMINAR

Si nunca antes habías practicado deporte, empieza por caminar. Camina media hora al día, a buen ritmo, como mínimo, tres días a la semana. Yo te recomiendo que hacia las 26-28 semanas, que ya habrás cogido un poco de forma física y además la barriga ya te molestará un poco más, te pases a natación o yoga. Hacia el final del embarazo al caminar puedes notar una presión en las caderas que te resulte incómoda, y si te duele la espalda, tampoco ayuda.

YOGA Y PILATES

Son dos deportes de “suelo” (difícil que te caigas o lesiones), con los que ganarás en elasticidad, equilibrio y capacidad de relajación. Además, te enseñarán a respirar y a controlar tu musculatura. Me parecen dos deportes ideales para la embarazada. Si os decidís por el yoga, os aconsejo que practiquéis el Hatha Yoga (menos exigente a nivel físico). Ahora bien, yo aconsejo que tanto el yoga como el Pilates los combinéis con un ejercicio cardiovascular más exigente, como pueden ser la natación o la bici.

NATACION

Para mí es el ejercicio ideal para las embarazadas. Es un deporte muy completo, que implica el trabajo de diferentes grupos musculares. Es un ejercicio aeróbico, que cada uno puede practicar a su nivel y que no requiere de una formación previa muy complicada. Además, en el agua no pesas y te mueves mucho más ágil, no puedes perder el equilibrio y caerte y, conforme va avanzando el embarazo, puedes ir adaptando la intensidad de tu entrenamiento a tu estado de forma. Y si tienes dolor de espalda, te mejorará muchísimo.

BICI ESTATICA

También es una buena opción, pues es un ejercicio aeróbico que podemos adaptar fácilmente a nuestro estado de forma y que no necesita de grandes conocimientos previos. Lo mismo que la natación, es difícil caerse y perder el equilibrio. El único inconveniente es que cuando el embarazo está avanzado puede resultar incómodo porque al pedalear te puedes “chocar” con la barriga. Si eras deportista antes del embarazo, puedes practicar bici “outdoors” sin problemas, siempre que no sea por caminos de montaña (por el riesgo de caídas).

MAQUINA ELIPTICA

Es un ejercicio muy completo porque te obliga a mover brazos y piernas. Quizás hacia el final del embarazo se te puede hacer un poco pesado, pues al practicarlo de pie te obliga a “aguantar” todo tu peso y si además te duele un poco la espalda, no ayudará a que mejores. Pero hasta la semana 28 aproximadamente, es un ejercicio ideal.

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: