Recetas navideñas healthy

2831 Visualizaciones |  Like
Recetas navideñas healthy

No queremos que los excesos navideños te pasen factura. Por ello, te proponemos recetas navideñas healthy, es decir, saludables y fáciles de hacer, que te sentarán te maravilla. Tu barriga, tu salud te lo agradecerá.

Redondo de seitán con salsa de pimienta verde

De Estela Nieto e Iván Iglesias www.nutricionesencial.es. Esta receta la podrás encontrar en el libro Nutrición esencial, de Diversa Ediciones.

Una fantástica de receta que tiene al seitán como protagonista, que al estar realizado en una pasta de proteína de trigo es un alimento rico en proteínas y bajo en grasas e hidratos. Contiene minerales como el sodio, calcio y potasio, y es realmente polivalente a la hora de utilizarlo en la cocina.

Raciones: 3 personas Tiempo: 1 hora 30 minutos

Ingredientes

Para el seitán:

100 g de gluten
1 cda. de pan rallado
1 cucharada de harina de garbanzo
1 cucharadita de sal
Una pizca de levadura química o impulsor
½ cucharadita de curry
½ cdta. de perejil seco
½ cdta. de ajo en polvo
2,2 l de caldo vegetal
1 cucharada de tamari o salsa de soja

Para el relleno:

4 pimientos de piquillo
8 ciruelas pasas
50 g de miga de pan
100 ml de bebida de soja sin edulcorar
2 dientes de ajo
1 cda. de perejil picado
Sal y pimienta negra

Para la salsa:

½ cebolla
2 cds. de aceite de oliva
100 ml de vino blanco
2 cdts. de pimienta verde
200 ml de nata vegetal
Sal al gusto

Preparación

  1. Mezcla en un bol los ingredientes secos del seitán: el gluten, el pan rallado, la harina de garbanzo, la sal, la levadura y las especias. Añade 200 mililitros de caldo vegetal templado con el tamari y mezcla con los ingredientes secos hasta que todo esté bien integrado. Amasa y deja reposar durante 30 minutos. La temperatura del caldo es importante, muy caliente hará que no adquiera consistencia y si está demasiado frío se hará una masa muy dura.
  2. Para el relleno, prepara una masa con la miga de pan mojada, la bebida de soja, los dientes de ajo bien chafados, el perejil fresco picado, sal y pimienta, y deja que repose hasta que esté espesa y compacta.
  3. Estira el seitán con el rodillo, pero ten paciencia, al ser gluten es muy elástico y volverá continuamente a su forma original. Si ves que está algo tenso, deja descansar 5 minutos y continúa.
  4. Cuando consigas un rectángulo de 1 o 2 centímetros de grosor, reparte la masa de miga de pan por encima. Coloca las ciruelas pasas por toda la superficie y, por último, los pimientos de piquillo en trozos grandes o en tiras.
  5. Enrolla con cuidado, procurando que quede bien apretado para que no se abra. Envuelve con papel de horno y átalo con cordón de cocina para que no se abra al cocerlo.
  6. Cuece el redondo de seitán durante 30 minutos en una cacerola grande con 2 litros de caldo vegetal. Mientras tanto prepara la salsa.
  7. Fríe la cebolla picada muy fina con el aceite. Añade el vino blanco y deja que se evapore el alcohol. Incorpora la pimienta verde y la nata vegetal, y deja que se reduzca unos minutos. Reserva.
  8. Retira el cordón y el papel de horno y corta el redondo de seitán relleno en rodajas gruesas. Sírvelo acompañado de la salsa de pimienta verde.

NOTA: En lugar de papel de horno puedes usar film de plástico, pero el seitán queda más seco al no hidratarse con el caldo de la cocción.

Ensalada de langostinos

Para no llenarnos la barriga innecesariamente, esta ensalada va bien porque es ligera y fresca. Una opción más económica es sustituir los langostinos por surimi, chatka o palitos de cangrejo de calidad. Hay que resaltar la mostaza de la vinagreta, que es la de grano, tipo antigua, pero también se puede coger cualquier otra mostaza y realizarla en casa.

Ingredientes

La ensalada:

canónigos o mezclum
aguacate
mango
granada (opcional)
langostinos o palitos de cangrejo
sal gruesa
hoja de laurel (opcional)

La vinagreta:

mostaza en grano tipo antigua
miel
aceite de oliva virgen extra
vinagre de módena
sal

Preparación

La ensalada no tiene secretos. Hierve los langostinos 6 min. en una olla con sal y una hoja seca de laurel, si tienes.

Mientras tanto, pon la base de mezclum o canónigos limpios y escurridos en la fuente donde los vaya a servir. Si utilizas canónigos es mejor cortar los tallos y raicillas para que las hojas queden separadas.

Pasados los 6 min. escurre el agua de los langostinos y ponlos en agua fría con hielo para cortar la cocción y que queden en su punto. Si es necesario vuelve a repetirlo o déjalos bajo agua fría corriente hasta que estén fríos. Pélalos, limpialos y consérvalos en la nevera hasta el momento de servir la ensalada.

Haz unos dados con el mango y añadelos a la ensalada. Es muy sencillo de cortar, pero si nunca lo has hecho antes aquí te dejo un vídeo donde se explica cómo hacerlo fácilmente.

Pela y corta el aguacate en dados, y consérvalo en la nevera junto con su hueso, tapado para que no se oxide, e incorpóralo a la ensalada junto a los langostinos justo antes de servir.

Puedes añadir unos granos de granada a la ensalada para darle un toque de color, y además contiene antioxidantes y vitamina C (que ayudan ante la época de catarros y gripe) pero es totalmente opcional, así que no pasa nada si no tienes.

Finalmente mezcla bien todos los ingredientes de la vinagreta hasta que liguen bien y espese. Sírvela en un cuenco o salsera.

Lasaña vegetal de boniato

De Balma Edo, Balmanutricionista.es

La nutricionista he querido hacer una versión más saludable y diferente de la lasaña tradicional. En lugar de láminas de pasta, ha utilizado boniato laminado y en vez de la béchamel común he hecho una bechamel vegetal un poco más suave, con calabacín.

Ingredientes para 2 personas

Para la bechamel de calabacín:

½ calabacín mediano
60g de aceite de oliva virgen extra
60g de harina de avena
500-550ml de leche de avena
Sal
Nuez moscada
Pimienta negra

Para el relleno:

1 calabacín mediano
300 g de Boniato
1 cebolla
20 g de parmesano rallado
5-6 nueces ralladas o troceadas

Preparación

Bechamel
Ralla el calabacín con ayuda de un rallador y resérvalo.
En un cazo pon el aceite de oliva y la harina y mezclarlos hasta que tengan una textura homogénea.

Calienta la leche de avena en un vaso aparte, en el microondas.
Pon el cazo al fuego y cuando empiece a coger calor añade un chorrito de leche de avena. Es importante que eches la leche de avena poco a poco y que no dejes de remover la mezcla para que se vaya espesando pero que no se formen grumos.

Añade la nuez moscada, la sal y la pimienta a tu gusto.
Reserva la bechamel para añadirla después.

Lasaña
Corta el Boniato y el calabacín en láminas muy finitas y ralla la cebolla.

Pre calienta el horno a 180°C.

En un recipiente apto para horno monta la lasaña, primero pon un poco de bechamel, después una capa de calabacín, otra de boniato y la cebolla. Haz tres o cuatro capas y al final pon la bechamel por encima, añade el parmesano y las nueces ralladas.

Hornea a 180 ºC durante 35-40 minutos. Pincha con un cuchillo para asegurarte de que el calabacín y el boniato están tiernos.

Share the love

¿Te ha gustado? iAyúdanos a compartirlo!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

  • EMPIEZA YA A COMER SANO

    ‘Comer sano sin excusas: Un plan sencillo en 5 pasos’

    Suscríbete y recibe nuestra guía de regalo: