Cómo pasar de vivir desde la exigencia a vivir desde la excelencia

2835 Visualizaciones |  4
Vivir desde la excelencia

¿Te habías planteado alguna vez que la mayoría de personas vivimos desde la exigencia? Nosotras no nos habíamos dado cuenta, hasta que hemos leído este post de Náyade Navarro. Ella nos plantea hacer un ‘cambio de chip’ para dejar de vivir desde la exigencia y pasar a vivir desde la excelencia, una forma mucho más relajada y consciente. En su post nos presenta 7 estrategias sencillas de aplicar para olvidarnos de vivir desde la exigencia y ser un poco más felices cada día.

A lo largo de su trayectoria profesional en el mundo de la empresa, Náyade se dio cuenta de que todo proyecto empresarial ha de ir acompañado del desarrollo de las persones que lo llevan a cabo. Empezó en el coaching a nivel personal, le interesó y se formó como coach, apasionada también por el mundo de la educación. Ahora se dedica a acompañar a entidades y personas de todas las edades a alcanzar sus objetivos desde la escucha y el sentir. Puedes contactar con Náyade aquí.

Vivir desde la exigencia

A menudo debido a nuestras rutinas, vamos a piñón fijo todo el día; -tengo que ir a trabajar, tengo que ir al gimnasio, tengo que ir a recoger un paquete, tengo que llamar a tal, tengo que decir, no tengo que, …

Tengo, tengo, tengo que….

Internamente sentimos que lo que define como somos es lo que hacemos, es decir “yo soy=lo que hago”. Tenemos la creencia de que ‘cuantas más cosas hago y mejor, mejor persona soy’ y mayor es la aceptación.

Esto nos lleva a exigirnos hacer las cosas de forma perfecta y cuando toca. Cuando era pequeña oía esta frase ‘las cosas se hacen cuando toca” y, claro, cuando tocaba lo definían siempre los demás..

Es lo que se conoce como vivir desde la exigencia, y que os voy a decir, !es muy cansado!! Y además, ¿cómo nos sentimos cuando las cosas no nos salen bien o como esperábamos? O ¿cuándo no lo hacemos cuando toca?

Nos solemos reprochar nuestra forma de hacer, nos sentimos culpables y fracasados.

Si cada semana nos repetimos -Tengo que ir al gimnasio – internamente lo procesamos como una obligación. Cuando acaba la semana sentimos esa sensación de culpa por no haber sido capaces de hacerlo, nos reprochamos; -otra semana igual- nos sentimos culpables.

7 Consejos para empezar a vivir desde la excelencia

Entonces, ¿qué podemos hacer para cambiarlo, sentirnos menos presionados, más livianos y vivir desde la excelencia? Estos son mis 7 consejos:

1. Lo primero que debemos hacer es reformular la forma en qué nos hablamos a nosotros mismos.

Cambiar el ‘tengo que’ por el ‘Quiero ir al gimnasio para estar en forma’, ‘Quiero ir a recoger este paquete a las 19h para luego poder hacer….’

2. Lo que hacemos es únicamente lo que hacemos, no es lo que somos. Una tarea, la que sea, no nos define como personas.

Que se nos haya quemado la comida, no quire decir que seamos pésimos en la cocina, simplemente que se ha quemado.

3. Debemos enfocar la atención en hacer las cosas lo mejor posible, sea cual sea la tarea.

Lo importante no es la acción en sí, sino el hábito de hacer siempre las cosas lo mejor que podamos.

4. Si algo no sale como esperaba, soy responsable, no culpable y como responsable buscaré la forma de mejorarlo. Los errores son una forma natural de evolución, incluso una oportunidad para aprender.

5. Ser sinceros con nosotros mismos. Reflexiona sobre lo que vas a hacer: ¿es algo que quiero hacer de verdad o siento que es una obligación y lo voy a hacer porque toca?

6. Querer no es necesariamente poder. Las buenas intenciones están muy bien, pero han de ir acompañadas de pasos. A veces, para ‘poder’ es necesario pedir ayuda, es necesario un aprendizaje. Pongamos los pies en la tierra, para poder hacer las cosas que queremos es necesario hacer cosas diferentes a las que hacemos actualmente.

7. Escuchar a nuestro cuerpo, es sabio. Tenemos que aprender a respetarlo.  Por ejemplo, cuando está cansado, nos habla, nos avisa. Prestemos atención a lo que nos dice.

 

Esto que os cuento es lo que yo misma he experimentado. Y os recomiendo que, cuando sintáis que estáis en el ‘tengo que’, respireis profundamente y después, preguntaros: ¿qué pasa si no lo hago? ¿O si no sale como esperaba? La respuesta es ‘Nada’… la mayoría de las veces, es relativo, es modificable.

Estos consejos son aplicables a todas las tareas que realizamos, así  que os animo a que !las vivámos desde la excelencia!

Si te ha parecido útil este artículo, no dudes en dejarnos tus comentarios o ayudarnos a compartirlo en RRSS.

Guia Barcelona saludable

 

Déjanos  tu email aquí abajo y

te enviaremos a tu buzón la

  Guía saludable de Barcelona  

 

Los mejores  restaurantes, cafeterías, tiendas, estudios de yoga….

 

Sólo por suscribirte, sin spam, !prometido!

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

1 Respuesta a “Cómo pasar de vivir desde la exigencia a vivir desde la excelencia”

  • SUSCRIBETE Y RECIBE LA GUIA DE REGALO

    LOS MEJORES LOCALES HEALTHY DE LA CIUDAD:

    Restaurantes, cafés, tiendas, estudios yoga…

    BARCELONA GUIA HEALTHY POP UP

    Y recibe cada 2 semanas en tu email tu dosis de inspiración para una vida más saludable

    No compartimos tus datos ni realizamos acciones de spam